• Vie. Abr 19th, 2024

Vivo o muerto quieren noticias de Ramón Pirela, desaparecido hace siete meses

ByLa Redacción

Nov 28, 2022
Ramón Almonte o Ramón Pirela vivía solo en el sector Enriquillo del municipio de Mao. Es un anciano de 94 años. (Fuente Externa).

Mao.- El reloj marcaba las 12:00 de la medianoche del 29 de abril de 2022. Ramón Almonte, conocido por sus amigos como Ramón Pirela o Pirela, se levantó de la cama a esa hora. Se puso su sombrero de cabuya y salió de la vivienda ubicada en el sector Enriquillo del municipio de Mao, provincia Valverde, a pesar de las inclemencias del tiempo y la peligrosidad de las calles.

Ramón Pirela es un anciano de 94 años que en los últimos tres años ha presentado pérdida temporal de la memoria, sus nietas le llaman alzhéimer a su condición que no ha sido diagnosticada por un médico especialista.

Pirela, que perdió a su esposa a causa de un infarto hace 15 años, vivía solo en el referido sector bajo la supervisión de algunos vecinos que ayudaban a su familia “tirándole la vista” y haciéndolo partícipe de las jugadas de dominó, entre otras actividades del barrio.

Según informaciones obtenidas por sus nietas Elizabeth y Alba Tineo, el abuelo Pirela jugó dominó hasta las 10:00 de la noche del jueves 28 de abril, terminado el juego, los vecinos lo llevaron a acostar.

Dos horas más tarde Pirela salió de su solitaria vivienda. Por el trayecto que llevaba, sus nietas intuyen que se dirigía hacia sus casas, ubicadas en el municipio Ámina de la provincia Valverde, que está a casi dos horas de distancia “caminando”.

“Él vive en Mao, pero nosotras hicimos nuestra vida en Ámina, a veces él salía de casa detrás de nosotras, para buscarnos, caminaba mucho pero llegaba a su destino, no se perdía”, contó Elizabeth.

El trayecto de Pirela pudo ser observado gracias a videos de cámara vigilancia que le suministraron dueños de negocios aledaños a la familia. La última captura de video lo situó en el sector Yerba de Guinea a las 4:00 de la madrugada, ese lugar está a 14 minutos a pie de su vivienda en el barrio Enriquillo. “Al parecer se devolvió después de haber caminado tanto y no llegar a nuestra casa”, indicó Elizabeth.

Las hermanas Tineo, que llevan el apellido de su abuela fallecida, indicaron que el seguimiento de los pasos de su abuelo fue gracias a las diligencias independientes que realizaron para una búsqueda que en siete meses no ha finalizado. Criticaron que de las autoridades solo obtuvieron «un acta de denuncia de desaparición”.

Desconocen qué pudo haber pasado por su longevo abuelo, que a sus 94 años gozaba de buena salud física.

“No nos dicen nada, nos tomaron la denuncia, pero no he visto a nadie buscándolo, nos tiramos los familiares a la calle”, deploró Elizabeth.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *