• Vie. Abr 12th, 2024

Un camino de humildad

ByLa redacción

Dic 15, 2022

Porque la universidad es otra cosa

Por. Dr. Pablo Valdez

Todo parece que la afirmación de la Dama de Hierro, Margaret Thatcher, tiene mucho que ver con la respuesta del Mesías a los discípulos de Juan el Bautista, cuando por instrucción de él, le preguntaran si él era, el que ha de venir.

Margaret Thatcher, en una de sus acostumbradas y oportunas respuestas, afirmó para la historia, citamos:

“Ser poderoso es como ser una dama. Si tienes que decirle a la gente que lo eres, entonces no lo eres”

El Nazareno de la historia de la fe, al recibir el mensaje “cuestionante”, de parte de Juan el Bautista y a través de los discípulos de su doctrina subliminal, de si él era, el que ha de venir, respondió:

“Id, dad las nuevas a Juan de lo que habéis visto y oído: que los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y que a los pobres es anunciado el evangelio.

       •      Lucas 7,19-22

El Mesías, que de su prédica hizo el más significativo de los ejemplos, no solo lavó los pies a sus correligionarios y afectos seguidores, sino que obvió toda atribución de las cualidades que le adornaban y del poder de la “sublimidad” que poseía, al tiempo que evitó en lo posible la vanagloria a su egregia personalidad.

Aunque la venida fue de hombre, nada de comparabilidad, no es posible. Como él, solo él, pero de imitación, eso sí. Lo que suma, en la definición de la humildad propia de mentes preclaras y sanas, debe ser seguido e imitado en la búsqueda de metas claras y definidas.

“La humildad abrirá puertas que jamás abrirá la arrogancia”

       •      Zig ziglar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *