• Vie. Abr 12th, 2024

Porque la universidad es otra cosa

ByLa Redacción

Sep 3, 2022

EL USUFRUCTO DESMEDIDO DEL PODER Y SUS CONSECUENCIAS

Por. Dr. Pablo Valdez

Mientras hay personas, los menos, que le rehúyen a la posibilidad de que se le tome en cuenta para cualquier posición de poder, fundamentalmente cuando ésta está relacionada con el Estado, otros, los más, viven ansiosos de tener esa oportunidad.

Los menos, forman parte de un conglomerado dividido en por lo menos dos partes, a saber:

1.-Los que rechazan las posiciones de poder porque representan la mayor posibilidad de corromperse aunque se posea una reciedumbre a toda prueba, “anti pecaminosa”, ya lo dijo el canadiense, Padre Harvey Pablo Steele (padre Pablo Steele, considerado padre del Cooperativismo Dominicano):

“Es difícil llegar a una posición del Estado, siendo honesto y salir de élla siéndolo o llegar a esa posición, sin ser honesto y poder lograr transformarse desde esa posición, para salir de la misma, valorado como una persona honesta”.

2.- Los que conocen que la forma más fácil de ganarse la animadversión de la gente, es ocupando una posición de poder, so pena de tener que estudiar y graduarse con notas excelentes, de un posgrado en “demagogicologia” que le permita manejarse, manejando la psicología de la ignorancia que todavía existe en determinados conglomerados.

Los más, miden y luchan por la opulencia del presente y la comodidad económica del futuro. Lo importante es ser parte de las decisiones del ahora mismo, y de las distribuciones de poder que éstas originan. Para éstos, no importan las consecuencias del porvenir.

“Los que ocupan puestos públicos creen saber todo, se creen aptos para todo, pierden la consciencia de la propia ineptitud”. Dr. Eligió Ayala

Estos últimos, los más, no pierden tiempo en robustecer la inteligencia y se conforman con hacer gala de sus oportunas habilidades y, lógicamente, se embriagan y ciegan.

“Quienes están embriagados de poder son ineptos para percibir que el poder es enceguecedor y que su horizonte interior es cada vez más estrecho. El poder está así asociado con el intelecto y hace uso de él en cualquier circunstancia”. Teitaro Suzuki

Sin embargo, los menos deberán de entender que el contexto del entorno organizacional público o privado, debe ser asumido con gallardía por aquellos en capacidad de darse por los demás. Así se vive con la satisfacción del deber cumplido, agregando valor en el buen uso de los dones poseídos y así, se le coloca un muro de contención a la mezquindad, el nepotismo y la opulencia desmedida de los que no miden consecuencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *