• Vie. Abr 12th, 2024

La Caída de Mantequilla y su empresa 3.14 Inversiones

ByLa redacción

Dic 19, 2022
Wilkin García Peguero, Mantequilla. Todo empezó tras la advertencia del superintendente de Bancos de que se trataba de un negocio piramidal. (Fuente externa).

Grande de Boyá.- Como si se tratara de una divina providencia, se decía en las calles de su pueblo “Primero Dios y luego Mantequilla”. Todos lo adoraban. Quien se “metiera con él” tendría problemas con los residentes de Sabana Grande de Boyá aseguraban unos meses atrás en el municipio de la provincia Monte Plata cuando creían «la película» de la “fórmula mágica” que decía poseer para multiplicar el dinero.

Wilkin García Peguero, propietario de 3.14 Inversiones World Wide, llenaba de dádivas y ayudas a los pueblerinos, hasta donó una ambulancia al hospital de Boyá. Así logró ganarse la confianza de cientos de personas de todos los estatus sociales y edades desde jóvenes hasta a adultos mayores que aseguraban “invirtieron” en la empresa de Mantequilla a los fines de recibir devuelta y multiplicado el dinero depositado.

La estructura de Mantequilla iba viento en popa. Mantequilla inició una campaña para atraer más inversionista. Su promesa era devolver el 100% de lo invertido en una semana.

 Ante esta tentativa oferta, muchos ciudadanos vendieron e hipotecaron sus bienes, motores, solares y hasta viviendas a los fines de incrementar sus bonanzas. Videos del “buen funcionamiento” 3.14 Inversiones se fueron viralizando en las redes sociales. En Boyá “se la había perdido el respeto al dinero”, la gente creyó que García Peguero había llevado abundancia y prosperidad a esa la localidad que compró el sueño de Mantequilla de convertir a Sabana Grande de Boyá en un “pequeño Dubai”, una propuesta ridícula que muchos compraron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *